BORDERLANDS / BORDERLANDS 2 WALLPAPERS

Borderlands se desarrolla en el planeta Pandora. Atraídas por las aparentemente vastos yacimientos minerales, muchas naves colonizadores de la Dahl Corporation (una de las muchas diversas mega-corporaciones que aparentemente controlan y gobiernan planetas enteros) viajaron al planeta para construir asentamientos. Las operaciones de minería eran llevadas a cabo por una cantidad enorme de convictos traídos al planeta por la Corporación Dahl. Anterior a los eventos del juego, otra de las mega-corporaciones, conocida como Atlas Corporation, había encontrado una antigua cámara en un planeta cercano llamado Promethia, llena de tecnología alienígena que les permitió realizar gigantescos avances en la tecnología de naves espaciales y armas, superando a sus competidores. La presencia de ruinas alienígenas similares repartidas por Pandora impulsó a Dahl a una exhaustiva búsqueda por la posible cámara en Pandora, liderada por la respetada xeno-arqueóloga Patricia Tannis. Sin embargo, las búsquedas respaldadas por Dahl para la cámara de Pandora resultaron infructuosas, y las operaciones de masiva minería industrial pronto acabaron el gran volumen de depósitos minerales. Además, el próximo verano del planeta desató peligrosas hordas de vida salvaje alienígena que salían de su hibernación. Aquellos lo suficientemente ricos e importantes abandonaron el planeta, dejando al resto de la problación atrás, que saqueó los asentamientos abandonados, sobreviviendo en las estepas áridas y tiraderos de desechos industriales repartidos por el planeta. Para empeorar las cosas, Dahl simplemente abrió las puertas de los campamentos de sus ex-trabajadores convictos, soltando grupos de bandidos que aterrorizan a la población. A pesar de la falta de evidencia de su existencia, persistieron las leyendas de "The Vault" ("La cámara"), una supuesta tesorería de artefactos alienígenas, tecnología y riquezas incalculables, pero se rumorea que aquellos que la descubrieron han sido exterminados por una fuerza protectora, dejando pocas pistas sobre su localización o propósito, mientras nacía el mito de una cámara repleta de tesoros en su interior.


Comentarios

Entradas populares